Sin categorizar

Ideas para mantener la piscina todo el año

piscina interior

Contar con una piscina en casa es muy positivo cuando llega el verano, para los pequeños del hogar esto se resume a horas y horas de diversión en el agua, para los adultos significa poder relajarse durante esta temporada soleada.

¿Pero qué pasa si queremos alargar el uso de nuestra piscina? Logrando así maximizar las posibilidades en ella durante todo el año y dejando a un lado su uso exclusivo para dos o tres meses nada más.

Es por eso que te traemos todos las ideas necesarias para conservar el buen estado, la temperatura y además potenciar el uso de la piscina durante el resto del año.

¿Cómo disfrutar de la piscina durante todo el año?

Para disfrutar de tu piscina durante todo el año solo debes conocer todas las medidas a tomar para conservar la temperatura agradable del agua, mejorar su calidad y proteger la piscina de los climas cambiantes.

Si conoces todas estas técnicas para conservar la piscina en óptimas condiciones durante la mayor parte del año, tendrás como resultado la posibilidad de disfrutar de tu piscina por mucho más tiempo.

Es por eso que te presentamos 7 ideas con las que conservarás al máximo tu piscina, ayudando así a que multipliques las horas de diversión y relajamiento en ella.

1.   Cuenta con un clorador salino

Muchas personas no conocen este innovador producto, pero existe un sistema que se encarga de tratar el agua de nuestra piscina y desinfectarla por completo, todo esto con un producto que sustituye el cloro químico por cloro salino.

Este cloro natural nos ayuda a prevenir el contacto seguido con productos químicos que no están creados para una exposición continua con el ser humano, además hace que nuestra agua sea más natural, segura y sana.

clorador salino

2.   Usa una cubierta de verano para las temporadas calurosas

El 94% de la pérdida de temperatura del agua de la piscina se genera en la superficie, por esa razón una de las principales medidas a tomar es cubrir la piscina con cubiertas que se adapten a la temporada.

Las cubiertas de verano están diseñadas específicamente para estas fechas veraniegas, su principal característica es el material con el que se elaboran.

Este material ayuda a prevenir el enfriamiento de las piscinas por la noche, manteniendo el calor gracias al polietileno con el que son fabricados, además poseen dos caras diferentes para aislar de una forma más óptima la temperatura.

La cara externa de las cubiertas de verano por lo general posee un tratamiento anti UV, por otra parte, la cara interna está compuesta por pequeñas burbujas de aire, lo que se transforma en un excelente material termo aislante.

cubierta de piscina

3.   Cubiertas rígidas para las piscinas calientes y seguras

Si lo que deseas es nadar y divertirte en tu piscina hasta que llegue el invierno, entonces no te bastará con una cubierta común y corriente. Es por eso que las cubiertas rígidas para climatizar tu piscina son la mejor opción en estos casos.

Estas cubiertas están creadas a base de perfiles metálicos, que por lo general son de aluminio compuesto, entre paneles de policarbonato.

En el mercado existen diferentes tipos y modelos, solo hay que buscar uno que se adapte a tu piscina y que brinde los beneficios esperados. Se pueden conseguir cubiertas fijas o retráctiles, dependiendo tus preferencias.

Las cubiertas rígidas, además de mantener el agua caliente, también ayudan a mantenerla limpia en el invierno. De igual manera, son muy utilizadas para evitar accidentes no deseados con niños o mascotas durante la temporada invernal.

Lo mejor siempre es decidirse por cubiertas que posean tratamientos amigables con el entorno y que no representen un peligro químico para la piscina y sus usuarios.

cubierta rígida
panel solar

4.   Calentadores solares para modificar la temperatura de la piscina de una forma ecológica

Evitar el enfriamiento de la piscina no es la única manera que se tiene para conseguir una temperatura deseada durante todo el año. Además de las opciones de cubiertas, también existe la posibilidad de calentar la piscina.

Una temperatura adecuada para el agua se encuentra entre los 17 °C y 29 °C, temperaturas que pueden ser muy difíciles de conseguir en algunos lugares del mundo y más difíciles de obtener durante todas las temporadas del año.

Es por eso que, una de las soluciones infalibles para muchas personas son los calentadores solares, sistemas que logran subir la temperatura de 3 °C a 6 °C de forma ecoamigable, ya que toda la energía que utilizan es solar.

Se debe tener en cuenta el tamaño y volumen de tu piscina antes de decidir comprar uno de estos sistemas de calentamiento, su única desventaja es que dependes de las condiciones climatológicas para tener energía.

5.   Calentador eléctrico, una solución para piscinas pequeñas

Estos calentadores son los más adecuados para piscinas pequeñas y de poco volumen. Se basan en utilizar energía eléctrica para calentar el agua que fluye por el filtro, de esta forma aseguran una piscina limpia y caliente.

Tienen como ventaja su fácil instalación y la capacidad de adaptarse a cualquier sistema de filtrado, todo sin producir ningún ruido y conservando la calidad del agua sin alterar el entorno externo de la piscina.

Estos sistemas no suelen ser costosos en sí, pero su desventaja es el consumo eléctrico constante para calentar la piscina. Cuanto más caliente, más consumo de energía y más costoso a largo plazo.

6.   Bombas de calor, lo adecuado para piscinas de gran tamaño

Estas bombas están diseñadas para trabajar en piscinas de gran tamaño, extendiendo su capacidad incluso hasta los 200 m².

Su función consiste en usar la energía térmica del aire exterior y calentar el gas de los cilindros para posteriormente calentar el agua.

Poseen una gran eficiencia y su consumo energético es menor a otros métodos eléctricos de calentar piscinas. Además, son muy silenciosas y rápidas, asegurando así un sistema de alta calidad, comodidad y grandes beneficios.

La desventaja de este sistema es que se basa en la temperatura ambiental para calentar la piscina, requiriendo que la temperatura sea al menos 5 °C superior a la del agua, haciendo que el sistema solo funcione algunos meses del año.

7.   Utilizar intercambiadores térmicos

Un método sencillo y rápido son los intercambiadores térmicos, estos sistemas utilizan una caldera de la vivienda que puede ser eléctrica, a gas o combustible.

Son muy fáciles de instalar, pero requieren una caldera con potencia suficiente para surtir la calefacción y calentar la piscina, sobre todo si se usará en temporada invernal.

Para decidirte por un intercambiador térmico, debes tener en cuenta el tamaño y el volumen de tu piscina. Cuanta más agua, más potencia requieres para calentarla.

Se debe tener en cuenta el sistema de filtrado de la piscina, los intercambiadores están diseñados específicamente para ciertos sistemas, algunos son para la cloración salina y soportan sin problema la exposición a la sal.

¿Qué método debo elegir?

Todos estos métodos fueron presentados para que puedas elegir el que mejor se adapte a tu piscina, tu presupuesto y tus planes. Es por eso que hemos presentado los beneficios y las desventajas de cada método.

De esta manera esperamos puedas tomar la mejor decisión que te asegure muchas horas extra de diversión y relajamiento en la piscina durante todo el año.

Es importante que tengas en cuenta todas las medidas de seguridad a la hora de instalar un sistema de calentamiento o establecer una cubierta sobre la piscina.

De igual manera debes evaluar el volumen de tu piscina antes de realizar cualquier compra, asegurándote de que lo que estás adquiriendo cubra por completo todo lo necesario para la piscina en tamaño y capacidad.

Consejos adicionales para las piscinas

Un método extra que no está directamente dirigido a la piscina, sino más bien a las albercas, son los anillos solares. Estos anillos son enormes círculos negros diseñados para cubrir todo el espacio posible en la alberca.

La inversión suele ser mínima para estos sistemas no directos y puedes hacerlo tú mismo si tienes algún conocimiento con herramientas de construcción. Además, los materiales son fáciles de conseguir, utilizando plásticos o telas de color negro.

Todo este material debe cubrir una gran circunferencia de la alberca, si bien no es un sistema con mucha potencia, ayudará a subir al menos 3 °C a la temperatura de la alberca y mejorará la conservación de la temperatura durante el invierno.

¿Por qué es importante saber todos los métodos disponibles antes de tomar una decisión?

Cada piscina posee su forma, capacidad, sistema de filtrado e incluso tienen diferentes métodos de limpieza. Además, debemos tener en cuenta la región donde vivimos, las temporadas del año y las temperaturas comunes.

Es importante conocer todos los métodos disponibles para calentar, limpiar y cubrir nuestra piscina para poder decidir la opción que nos brinde mejores resultados a largo plazo.

Asegurando de esta forma cuidar nuestra piscina con la calidad y el método adecuado. Es así como además de conservar una temperatura agradable todo el año, también estaremos ayudando a conservar nuestra piscina.