Sin categorizar

¿Qué tipo de piscinas existen y cuál necesitas?

tipo de piscina

Existe una amplia variedad de tipos de piscinas que te ayudarán a combatir las olas de calor de la mejor manera posible. En efecto, no hay nada mejor que tener una piscina en el patio de tu casa y poder disfrutarla cuando quieras.

No obstante, siempre es bueno indagar y conocer sobre los diferentes materiales que utilizan para su fabricación. Todo, con el objetivo de definir cuál puede ser la mejor opción para ti. Además, hay opciones que son más costosas que otras, por lo que debes tener presente tus limitaciones financieras. Continúa leyendo para saber más.

¿Cuáles son los tipos de piscinas que hay?

Las distintas clases de piscinas varían en cuanto a sus materiales, los cuales ofrecerán mayor o menor resistencia.

Asimismo, también dependerá del diseño que posean, donde hay modelos que se adaptan mejor a unos ambientes que otros. Al final, todo dependerá de las necesidades que tengas.

Hoy en día, la implementación de estos espacios incluye diferentes elementos que van más allá de la experiencia de bañarse al aire libre. Es decir, se toma en cuenta toda el área alrededor de la instalación de la piscina.

Para este caso en particular, te mencionaremos la diversidad de clases que existen, de manera que puedas elegir la que mejor se adapte a ti.

Piscinas hinchables

Son las más sencillas de armar, dado que en la mayoría de las ocasiones con su compra viene incluida una bomba eléctrica para inflarla. Como adicional, vienen con un sistema para que puedan ser desinfladas con facilidad sin tener que esperar mucho.

Deben ser puestas en superficies firmes y que estén lo más lisas que se pueda, como tierra, pavimento o césped. En caso de existir irregularidades en el piso, se corre el riesgo de que se pueda pinchar.

Por otro lado, suelen ser productos con una gran firmeza y resistencia sin importar el volumen de agua que soporten, además de ser las más accesibles. Sin embargo, son menos estables y duran menos que otros modelos de piscinas.

Es por tal motivo que son diseñadas más que todo para niños. De igual forma, no quita el hecho de que también hay modelos para personas más grandes.

piscina hinchable
piscina prefabricada

Piscinas de fibra de vidrio

Conocidas también como piscinas prefabricadas, son hechas a partir de una sola pieza de cáscara de fibra de vidrio, resina y una capa de gel para evitar poros en su superficie.

Se caracterizan por ser unas de las más fáciles y rápidas en montar, dado que nada más se colocarán en el agujero de la estructura. Pero, es importante que no se pinten, puesto que puede afectar su cubierta a tal punto de desprenderse.

En efecto, la instalación de esta piscina suele durar de entre 5 a 15 días, dependiendo de la empresa proveedora. Lo ideal es asegurarse de contar con garantías de esta.

Por otro lado, en el mercado existe una amplia diversidad de formas, tamaños y estilos que tienen la ventaja de incluir sus propios sistemas de limpieza e iluminación.

Piscinas de acero

Dentro de los diferentes tipos de piscinas, las de acero suelen ser una de las opciones más implementadas. Primero, porque su instalación es una de las más rápidas gracias a que los paneles usados ya están prefabricados.

Segundo, se pueden adaptar a cualquier tipo de terreno, sin importar si está desnivelado o con una inclinación. Además, debido al material, poseen una gran resistencia a los cambios de temperatura, lo que le otorga una extensa durabilidad.

En cuanto a la estética, son una de las más llamativas del mercado, sumado al hecho de que no sufren de formación de grietas, ampollas, manchas o desteñidos. A su vez, gracias a su vida útil, tienen un precio económico y accesible en el mercado.

Es importante que para su instalación no se coloquen artefactos eléctricos, por la lógica de que el acero es conductor de la electricidad.

piscina de acero
piscina de hormigón

Piscinas de hormigón

Las piscinas de hormigón son las que llevan un gran tiempo de construcción e instalación (entre 8 a 14 semanas), pero los resultados otorgan un sinfín de ventajas.

En esencia, para que puedan instalarse, es necesario pasar por diferentes etapas, comenzando desde el diseño, pasando por la excavación del terreno y su nivelación. Luego, colocar el acero y el sistema de tuberías, la iluminación, el vertido del hormigón, aplicación de las baldosas hasta finalizar con el recubrimiento interior.

Asimismo, es posible adoptar una inmensa variedad de formas y tamaños, por lo que se adecuan a cualquier tipo de vivienda y su espacio. A eso se le suma el hecho de que se distinguen más que nada por el gran nivel de resistencia y durabilidad que poseen.

No obstante, es fundamental que el procedimiento sea llevado a cabo por mano de obra experta. Todo, con el objetivo de que al momento de la excavación, no se produzca ningún tipo de grieta o fisura, las cuales pueden desencadenar un deslizamiento del terreno.

Piscinas desmontables

Se presentan como uno de los tipos de piscinas más versátiles del mercado que, a diferencia de las hinchables, son fabricadas con materiales mucho más resistentes. A su vez, están pensadas para el disfrute de toda la familia.

Por otra parte, también son muy económicas y fáciles de instalar, pero se echa en falta su poca estabilidad y durabilidad.

Aun así, la idea es que puedas montarla y desmontarla cuando quieras, por lo que puedes aprovechar el espacio para diferentes actividades según la época del año.

Suelen venir con una escalera, al igual que con una bomba de agua para poder llenarla mucho más rápido.

piscina desmontable
piscina arena

Piscinas de arena

Una de las opciones más extravagantes, y a la vez más costosas, que existen en el mercado. Y es que, puedes tener una playa en el jardín de tu casa con este tipo de piscina.

Para su instalación, es necesaria la implementación de arena compacta, de modo que sea mucho más fácil limpiarla. Además, es antideslizante, por lo cual es ideal para que los niños o cualquier persona estén seguros.

Si bien su instalación no es tan económica, los resultados visuales y estéticos son inigualables por cualquier otro modelo de piscina. Puedes, además, adornar con palmeras o piedras como decoración.

Piscinas desbordantes

Al igual que las anteriores, su principal característica es la estética que otorga. De resto, la construcción e instalación es como si se tratara de una piscina normal. La única diferencia está en que se debe adecuar un depósito con regulador.

De esa forma, se podrá simular un efecto de que el agua de la piscina es infinita, dado que se desborda, pero en realidad solo es un ciclo.

El uso de estos tipos de piscinas se ve en casas que se encuentran en terrenos elevados o tienen varios pisos de altura.

piscina desbordamiento
piscina natural

Piscinas naturales

Una de las opciones más costosas son las piscinas naturales. Esto no es debido a la inclusión de un material en específico para su fabricación, sino por el proyecto decorativo del exterior que va ligado a su instalación.

Por otra parte, también requiere de la implementación de sistemas para la filtración del agua, con el objetivo de que pueda ser pura y de calidad.

¿Cómo puedes saber cuál tipo de piscina necesitas?

La elección de una piscina está sujeta a una serie de factores, los cuales determinarán el modelo, estilo, y en especial, la forma que tendrá.

Por tal motivo, ¿cómo puedes saber cuál es la opción que más se adapta a tus necesidades y limitaciones?

Considera el espacio

Lo principal es determinar si tienes el espacio necesario para la instalación de una piscina, y sobre todo, para el proceso que conlleva.

Por ejemplo, si quieres una piscina de hormigón, debes contar con el espacio suficiente para que los trabajadores puedan hacer su trabajo sin problemas.

En caso contrario, lo ideal es que optes por un modelo desmontable o hinchable de grandes proporciones.

Ten en cuenta tu capacidad económica

Aunque existen modelos y materiales económicos en el mercado, el hecho de la instalación de una piscina sigue siendo un gasto considerable.

Además, no se trata tan solo de su implementación, sino también del mantenimiento que conlleva conforme pasan los años. Todo, con el objetivo de evitar que se deteriore o se pierda su estructura.

Consulta con expertos en el tema

Para instalar una piscina no es solo excavar, colocar las baldosas y llenarlo de agua. En efecto, son muchos factores lo que determinan si es segura o necesaria su instalación.

Uno de estos es el terreno. Por tal motivo, contar con una mano de obra experta y con una amplia experiencia, te salvará de tener que hacer gastos de reparación en un futuro que no son necesarios.

Calidad por encima de precio

Al momento de elegir cualquiera de los tipos de piscinas que mencionamos antes, siempre es importante anteponer la calidad al precio.

Dicho de otro modo, es poner primero tu seguridad y la de tu familia antes que otra cosa. Por regla general, lo barato no es sinónimo de bueno. Pero, algo costoso tampoco te asegura que sea perfecto. Es por eso que debes encontrar un balance.